5B. Aceros resistentes a la temperatura

Propiedades Mecánicas

Los aceros se consideran resistentes a la temperatura si tienen buenas propiedades mecánicas bajo tensión a corto y largo plazo y son particularmente resistentes a la influencia de los gases calientes y productos de combustión, así como a la sal y los metales fundidos a temperaturas superiores a los 550°C. Sin embargo, su resistencia depende mucho de las condiciones de trabajo y, por lo tanto, no se puede caracterizar exactamente por los valores obtenidos en un solo procedimiento de prueba.

A temperaturas superiores a 550 °C, se produce una reacción entre la superficie del acero y los gases de la  atmósfera, lo que provoca la formación de capas de óxido, cascarilla. Mientras que la afinidad de los reactivos juega un papel decisivo al comienzo de la formación de incrustaciones, este proceso es posteriormente influenciado por la difusión e inhibido por elementos de aleación especiales si la capa de incrustaciones es suficientemente adhesiva y hermética.

Esto se logra principalmente a través de los óxidos del elemento de aleación cromo. El silicio y el aluminio también aumentan la resistencia a la descarburación.

Se hace una distinción entre aceros ferríticos, ferrítico-austeníticos y austeníticos, los ferríticos y los ferrítico-austeníticos son magnetizables, los aceros austeníticos no lo son.

Propiedades físicas

Las propiedades físicas de las Aleaciones de Níquel permiten a este material ser utilizado en multitud de aplicaciones, pudiendo clasificarse según sus requerimientos:
Resistencia a la temperatura: Las Aleaciones de Níquel-Cromo o Aleaciones de Níquel  con contenido en Cromo superior al 15% son usadas para proporcionar resistencia a la oxidación y carburación en temperaturas superiores a 760ºC.
Resistencia a la corrosión: Las Aleaciones de Níquel ofrecen una alta resistencia a la corrosión para multitud de medios.
Baja expansión térmica: El Níquel afecta profundamente a la capacidad de expansión térmica del hierro, disminuyendo ésta de forma muy importante. De este modo, el diseño de proyectos con Aleaciones Níquel proporciona una muy baja expansión térmica o un rango muy uniforme y predecible de expansión sobre determinado intervalo de temperaturas.
Resistencia eléctrica: Mucha instrumentación y equipos utilizados para la medición y regulación de características eléctricas se fabrican con Aleaciones de Níquel gracias a la resistencia que proporciona.

Baja magnetividad: Las Aleaciones de Níquel con alto contenido (+/- 79%Ni, 4-5%Mo, Fe Balance) tiene una alta permeabilidad y baja saturación de inducción.
Memoria de forma: La incorporación de Titanio a las Aleaciones de Níquel proporciona una muy alta shape-memory y son los materiales mas comercializados para estos propósitos.
La ruptura por fluencia, o ruptura por tensión, como se la conoce a menudo, es el proceso por el cual un material con una alta carga permanente aplicada a él se arrastrará hasta la falla.
Esto será particularmente importante para estructuras pretensadas y para estructuras reforzadas con una alta carga permanente.

Scroll al inicio