7. Tratamientos térmicos

Tratamientos Térmicos

Se entiende por tratamiento térmico al conjunto de operaciones de calentamiento, permanencia y enfriamiento de las aleaciones de metales, con el fin de cambiar su microestructura y alcanzar determinadas  propiedades físicas y mecánicas necesarias para realizar el trabajo adecuado.

No solo las piezas semiacabadas se tratan térmicamente, sino también existen procesos térmicos que se efectúan a bloques, lingotes, placas, etc. Durante la fabricación de estos en las acererías, con el objetivo de disminuir dureza, mejorar la maquinabilidad y preparar su estructura para el tratamiento térmico definitivo posterior.

Las piezas terminadas y herramientas son procesadas a diferentes tratamientos térmicos para proporcionarles las propiedades definitivas exigidas.

Con el tratamiento térmico adecuado se pueden reducir los esfuerzos internos, el tamaño del grano, incrementar la tenacidad o producir una superficie dura con un interior dúctil.

Para conocer a que temperatura debe elevarse el metal para que se reciba un tratamiento térmico es recomendable contar con los diagramas de cambio de fases como el de hierro – hierro – carbono. En este tipo de diagramas se especifican las temperaturas en las que suceden los cambios de fase (cambios de estructura cristalina), dependiendo de los materiales diluidos.

Los tratamientos térmicos han adquirido gran importancia en la industria en general, ya que con las constantes innovaciones se van requiriendo metales con mayores resistencias tanto al desgaste como a la tensión.

Scroll al inicio